Tú eliges. Abre la primera puerta hacia tu futuro.
Consulta toda la información relativa nuestros protocolos para la contención de la Covid-19.
Consultar

Cerrar

Noticias

Necesitamos un enfoque más cosmopolita que nos permita entender y enfrentarnos a los innumerables desafíos de nuestra sociedad

Jesús de Miguel Sebastián, coronel del Ejército de Tierra, profesor y coordinador académico del “Diplomado en Seguridad e Inteligencia Estratégica”, nuevo programa internacional en colaboración con Universidad Anáhuac México.

Usted es uno de los profesores del programa internacional de diplomado en seguridad e inteligencia estratégica que está dirigido a enseñar a nuestros alumnos a desenvolverse con solvencia en los ámbitos profesionales de la inteligencia y de la seguridad. 
Este es un programa propio que nace hace dos años durante mi estancia en México, siendo profesor de la Universidad Anáhuac en la Ciudad de México. Inicialmente se desarrolló de manera presencial y, tras mi regreso a España y en el marco del acuerdo de colaboración entre la mencionada Universidad y la de Murcia, lo pusimos de nuevo en marcha, en esta ocasión en la modalidad en línea. En esta nueva edición mi papel, junto con el de la Dra. Magdalena Alcocer (Universidad Anáhuac México), además de profesor de los módulos de seguridad y de estrategia, asumo la responsabilidad de la coordinación académica de este programa.
¿Qué van a aprender nuestros docentes para poder desenvolverse en mundo tan globalizado y con tantas amenazas de toda índole?
En mi opinión, la labor docente en el actual entorno de incertidumbre y complejidad es hoy en día, si cabe, mucho más exigente, por cuanto requiere tener un enfoque cada vez más cosmopolita que permita entender y enfrentar los innumerables desafíos a los que se enfrentan nuestras sociedades.
En un entorno global marcado por la incertidumbre, ¿considera importante formarse en materia de seguridad?
La seguridad es algo consustancial con el ser humano. Maslow, en su conocida pirámide, la situaba como una de las principales necesidades a satisfacer, solamente después de las necesidades básicas de las personas.
Hoy se podría afirmar que, desde un enfoque ampliado de la seguridad, el cual se aborda ampliamente en el programa, ésta no se circunscribe a los aspectos tradicionales que durante décadas la ha caracterizado, sino que la agenda de seguridad pasa a incluir aspectos esenciales del desarrollo humano, reafirmándose de este modo la aproximación de las Naciones Unidas al concepto de Seguridad Humana: libertad del miedo y libertad de la necesidad.
Cuanto más incierto es el entorno, mayor es la necesidad de abordar la seguridad, entendiendo que ésta responde a un modelo proactivo para poder identificar las amenazas y riesgos y disponer de las medidas más adecuadas para minimizar sus efectos; un modelo ampliado que abarque los aspectos humanos, sociales y culturales, ambientales o económicos, unidos a los tradicionales más relacionados con su dimensión militar y/o policial; y por último, aunque no menos importante, la seguridad en nuestros días debe de ser enfocada de modo integral, contribuyendo a ella las diferentes administraciones públicas, el mundo académico para generar conocimiento; el mundo empresarial, como sustento de la actividad económica del país; y la sociedad en general, la cual ha dejado de ser el elemento pasivo -receptor de la seguridad- para ser un nuevo actor, y esto solamente se consigue con una fuerte cultura de seguridad, la que también se aborda ampliamente en este curso.
¿Es importante hoy en día la formación de especialistas en el campo de la inteligencia y la seguridad? 
Cualquier campo de la actividad profesional en nuestros días requiere de una mayor especialización y a ello no escapan los estudios de seguridad y de inteligencia. La mayoría de los países desarrollados, especialmente en el mundo anglosajón, los estudios de seguridad e inteligencia forman parte importante de la oferta académica tanto en el nivel formativo (grado) como en los estudios posteriores.
Este programa es solamente un primer paso en la generación del conocimiento en estos campos, otrora vinculados casi exclusivamente al sector público y actualmente extendidos también al sector privado, entendiendo que ambos no son excluyentes, sino que, al contrario, se complementan.
¿Es interesante para el mundo empresarial y para la internacionalización de las empresas poder contar en su plantilla con expertos en estas materias?
Al respecto de esta pregunta conviene hacer algún matiz. En primer lugar, afirmaría categóricamente que las empresas, y especialmente aquellas inmersas en procesos de internacionalización, precisan considerar en su desarrollo con los aspectos relacionados con la seguridad y la inteligencia. La primera por que garantiza su continuidad de negocio y además protege sus activos y reputación, y con la segunda se dota de una herramienta esencial para la toma de decisiones, por cuanto le permite analizar tanto los aspectos económicos y competitivos como los diferentes riesgos a los que se pueden enfrentar, apoyando de este modo los procesos de toma de decisiones.
El segundo matiz que me gustaría resaltar es lo que usted apunta sobre la necesidad de contar con personal propio en plantilla. A este respecto no se puede dar una respuesta tan contundente, especialmente al referirnos a la inteligencia. Esta abarca muchos campos y especialidades y responde a necesidades específicas, lo que no siempre hace posible que las empresas puedan contar con el personal especializado requerido. Por otra parte, existe una tendencia cada vez mayor en el mundo empresarial al outsourcing, es decir a la “externacionalización” de aquellas funciones o servicios que no forman parte del core de la empresa. Es por ello por lo que se ha ido desarrollando, especialmente en el mundo anglosajón, las empresas especializadas en seguridad e inteligencia estratégica. Además, el amplio abanico de las actividades de inteligencia no facilita que una misma empresa pueda abordar con eficacia y eficiencia todas ellas, por ello cada vez con un mayor énfasis se está desarrollando el concepto de la inteligencia colaborativa, basada en la colaboración entre diferentes compañías y actores -cuanto más compartamos más tendremos- y el desarrollo de las nuevas tecnologías, las cuales facilitan el desarrollo de la inteligencia basada en fuentes abiertas (OSINT).
En la actualidad, además de mi actividad docente, mi actividad profesional se desarrolla en una empresa de seguridad e inteligencia estratégica, Two Worlds Collaborative Intelligence, la cual aplica este concepto en apoyo a las empresas.
¿A que perfil de estudiantes cree usted que va diseñado el programa y a quien animaría a realizarlo?
Por una parte, a aquellos que desarrollan su actividad profesional, o tienen intención de hacerlo, en los campos de la seguridad y la inteligencia. Pero de una manera muy especial lo recomiendo a todos aquellos estudiantes o profesionales que quieran aumentar su conocimiento en unos campos que son esenciales para entender el mundo desde la visión cosmopolita que le mencionaba al comienzo
Desde estas líneas agradezco que me hayan distinguido con la posibilidad de compartir mi visión sobre estos temas y animo a aquellos que estén interesados, o lo puedan estar, en que formen parte de este nuevo proyecto académico.